Zorrotz Legazpi, fabricante de utillaje especial para máquina-herramienta

La firma guipuzcoana Zorrotz Legazpi apuesta por los mercados internacionales como vía de expansión

Zorrotz Legazpi, con instalaciones en la localidad guipuzcoana de Legazpi, se ha hecho un hueco importante en el segmento de utillaje especial para Máquina-Herramienta y transformación de la chapa, como es el caso de útiles de plegado, cuchillas industriales, o guías de precisión.

El proyecto empresarial, con más de 50 años a sus espaldas, inició una nueva etapa hace ahora 3 años, cuando un grupo importante de trabajadores de la empresa se hace con la firma  y la convierte en una sociedad laboral limitada ante la falta de relevo generacional por parte de la antigua propiedad de Zorrotz.

En la actualidad, la firma guipuzcoana da empleo a 44 profesionales, de los cuales 32 son socios trabajadores.Todos somos responsables del proyecto, cada uno en su medida, eso sí siempre dirigidos por la gerencia y supervisada ésta por el Consejo de Administración”, explica Marian Tapia, responsable del departamento financiero de Zorrotz.

Los clientes de la sociedad se sitúan tanto entre los diferentes fabricantes de máquina-herramienta, como en usuarios finales en los sectores de siderurgia, centros de servicio, etc. Su valor añadido es la producción a medida, hecha según necesidades o solicitud del cliente, con acabados de alta precisión en micras, en algunos de los productos.

 

Apuesta por la Internacionalización

Una de las claves del desarrollo de Zorrotz pasa por la importante apuesta por la internacionalización: “exportamos el 50% de nuestra producto y viendo cómo está el mercado nacional queremos incrementar esta cifra con nuevos mercados exteriores”, destaca Marian Tapia.

Durante este ejercicio, Zorrotz está acometiendo diferentes proyectos, como es la adquisición de un centro de mecanizado nuevo de 8 metros de bancada, para nuevos productos, ya en ejecución. De igual modo, la sociedad laboral guipuzcoana prevé llevar a cabo en los próximos meses adquisición de maquinaria para nuevos productos. “Con ello –resalta esta responsable- se trata de incrementar nuestro valor añadido en la fabricación del producto y elevar, al mismo tiempo la capacidad productiva, en especial, la capacidad para piezas largas y más precisas”.

Marian Tapia avanza que Zorrotz acomete las nuevas inversiones gracias al apoyo financiero de Oinarri SGR. Básicamente, el  objetivo de esta financiación ha sido reforzar e innovar sus instalaciones productivas en Legazpi.

 

Apoyo de Oinarri SGR

Somos una sociedad laboral, asociada a ASLE, -explica Tapia- que es quien nos puso en contacto con Oinarri en la primera fase”. La responsable financiera de Zorrotz indica que gracias a los avales de Oinarri “hemos accedido a préstamos de Luzaro, así como a otros préstamos de los diferentes convenios de Oinarri con las entidades financieras”.

En estos momentos en los que la financiación está bastante limitada, el modelo de garantía de Oinarri nos parece una opción positiva y necesaria para que las empresas que tenemos un proyecto productivo viable puedan llevar a cabo los cambios necesarios para estar a la altura de los mercados internacionales”, explica Marian Tapia.

Twitter0Facebook0Google+0LinkedIn1Email
Publicado el en Casos de Exito de Oinarri, Socios de Oinarri Deja un comentario