ASLE y Gobierno vasco crean un fondo para impulsar un nuevo modelo de participación empresarial

 

ASLE y Gobierno vasco crean el fondo de capital riesgo LANPAR, dotado con 2,5 millones de euros, para facilitar la entrada de los trabajadores en el capital social de las empresas

LANPAR es un acrónimo formado por las palabras en euskera Lan (trabajo) y Partekatua (compartido). Es el nombre elegido por un nuevo fondo de capital riesgo creado por el Gobierno vasco y ASLE (Asociación de Sociedades Laborales de Euskadi) para impulsar un nuevo modelo de participación empresarial.

El fondo de capital riesgo, el primero de sus características en el Estado, busca promover la entrada de los propios trabajadores en el capital social de sus empresas. De igual modo, contempla la financiación de las organizaciones en un escenario de fuerte restricción del crédito de una manera estable, mejorando los ratios de solvencia y autofinanciación de los mismos.

Por último, tal y como señalaba Carlos Pujana, presidente de ASLE en la reciente presentación del citado fondo, este instrumento financiero busca la promoción, mantenimiento y desarrollo de las empresas “aunando capital, trabajo y conocimiento de manera comprometida”.

 

Características de LANPAR

El fondo va dirigido a sociedades laborales asociadas a ASLE, o bien a proyectos de nueva creación, ”particularmente aquellas basadas en el conocimiento de las personas que la integran”, indican los responsables del proyecto.

También está indicado para relanzar compañías en dificultades, reestructurando su accionariado con la participación directa de sus trabajadores en los órganos de decisión de las mismas (sus representantes participarán en el consejo de administración), así como para la sustitución de socios o sucesión de empresa, con el objetivo de dar continuidad al negocio.

LANPAR arranca inicialmente con una partida de 2,5 millones de euros, de los cuales medio millón son aportados por ASLE -que ofrecerá también un servicio de formación y tutoría de apoyo-, mientras que el resto será aportado por el Departamento de Desarrollo y Competitividad del Gobierno vasco.

El fondo está enfocado hacia Pymes –con domicilio social en Euskadi- en actividades industriales manufactureras y de servicios conexos a las mismas, primándose aquellas que gocen de un especial carácter tecnológico y/o innovador.

Por último, se contemplan dos formas diferentes de inversión por parte del fondo constituido entre ASLE y el Gobierno vasco:

 

  • Mediante Capital Social : En función de la aportación dineraria que realicen conjuntamente el colectivo de trabajadores con un entorno de inversión de entre 100.000 y 500.000 euros. En ningún caso la participación del fondo superará el 30 % del Capital Social resultante. En este caso, el fondo permanecerá en el capital de la sociedad entre 5 y 7 años.
  • Mediante préstamo participativo: En función de las aportaciones dinerarias de los trabajadores. Entre 100.000 y 500.000 euros. En este caso, LANPAR contempla hasta 7 años (2 años de carencia y 5 de amortización).

Twitter0Facebook0Google+0LinkedIn5Email
Publicado el en Economia Social, Empresa Deja un comentario